"El buen funcionamiento de la escuela depende sobre todo de la calidad formativa, en la relación entre profesores y estudiantes. Los alumnos se sienten motivados para dar lo mejor de sí mismos, cuando los docentes les ayudan a percibir el significado de lo que deben estudiar, en referencia a su crecimiento y a la realidad que les rodea. Esto vale para todas las escuelas, públicas y privadas, de todos los grados".

Juan Pablo II [1]

9. 1- VIRTUD DE LA PERSEVERANCIA

Breve Descripción de la virtud:

Es una virtud derivada de la fortaleza, inclina a soportar sin tristeza de espíritu ni abatimiento de corazón, los padecimientos físicos y morales.[1]

Propuesta de trabajo sobre la virtud de la Perseverancia desde las Actividades al Aire Libre

Particularmente para el ejercicio de la perseverancia las actividades al aire libre nos ofrecen la oportunidad de plantear a los alumnos metas muy precisas y concretas. Más allá de que a medida que vayan creciendo puedan ir siendo un poco más abstractas sin dejar de ser evaluables.

A modo de ejemplo se puede evaluar el orden de las cosas durante el campamento, a través de la cantidad de elementos perdidos que aparecieron en la “caja de elementos perdidos”, que en algún campamento funciona a pleno, por falta del ejercicio de la virtud del orden en forma perseverante.

El marco de las actividades al aire libre percibimos que es el ámbito donde el niño puede saborear los logros como retribución inmediata a sus esfuerzos. Por ejemplo cuando se alcanza la cumbre de un cerro, se llega a un lugar de destino propuesto al inicio de una marcha o cuando se logra terminar una construcción rústica.

Para poder tener buenos resultados en lo que respecta a la perseverancia, es muy importante una buena dosificación de metas, que permitan una “cadena de éxitos” cada vez más desafiantes y entusiasmantes para los alumnos. Sería muy bueno complementar estos logros con una buena difusión de los mismos, que aunque no sea demasiado efusiva para no tentar la humildad de los alumnos. Se puede poner en conocimiento sobre las hazañas de los alumnos a la comunidad educativa y familiares ayudando a incrementar la autoestima de los chicos.

Se considera aconsejable que la reflexión con respecto a la importancia de perseverancia para el logro de una meta se realice una vez que fue alcanzado el objetivo, como una condición implícita en el logro del mismo, de manera tal que se hable de la impronta de esta virtud sobre la experiencia ya vivida. Sobre todo en este instante del logro, aflora una felicidad auténtica de haber superado un obstáculo y en varias oportunidades haberse superado a sí mismo.

Recordemos que todos los hombres nos vemos impulsados al logro de la felicidad, y esta es una muy buena oportunidad de graficar su alcance por medio del esfuerzo, y la reflexión sobre la misma debe llevar a la transferencia a situaciones análogas que quizás no necesiten un esfuerzo físico, pero sí la fortaleza de renuncias a cosas más atractivas. Como sucede en el caso del estudio. Una aneadota ilustrativa de esto es lo que me sucedió con un alumno que después de alcanzar una cumbre relativamente costos, tomó una piedra que encontró en la cumbre de la montaña y la llevó para ponerla como “recordatorio”, sobre su escritorio.



[1] ROYO MARIN, Antonio O.P. (1968) Teología de la Perfección Cristiana Madrid B. A. C. Pag. 592



BREVE REPASO DEL CAPÍTULO




EVALUACIÓN

¿Qué expresamos como aspecto muy importante para la asimilación de la virtud de la perseverancia?

¿En qué momento es aconsejable hablar de los aspectos teóricos de esta virtud?

Describe una actividad de campamento en la que estimularías precisamente esta virtud

¿Qué agregarías a este capítulo que no se haya expuesto o que quizás se debería profundizar?